Los voceros del narcotráfico


Videocolumna de León Krauze en el portal Sinembargo.mx

Durante todo el proceso en el que varios periodistas debatimos sobre qué tan pertinente era el acuerdo sobre la cobertura informativa de la violencia, uno de los argumentos que me parecieron más curiosos es aquél que decía que los narcotraficantes, el crimen organizado, en realidad no cuenta con un sistema de comunicación, o con una idea de comunicación, con una idea de cómo utilizar a los medios de comunicación para establecer una agenda, ya sea una agenda de comunicación entre la propia banda, con los enemigos, o con la propia sociedad.

Siempre tuve la convicción de que esa estrategia de comunicación existía y existe de manera cada vez más clara. Hace no demasiado tiempo tuve el orgullo de moderar una mesa con colegas periodistas de medios locales de Tamaulipas, de Sinaloa, de Baja California de Ciudad Juárez y todos estaban de acuerdo en que los narcotraficantes, el crimen organizado usa y sabe usar a los medios de comunicación para sus propios fines, sean cuales fueren estos fines en particular.

Creo que el debate sobre sí existe o no esa estrategia de comunicación debe terminarse después de la declaración escalofriante del líder del mini cártel de La Mano con Ojos, el famoso Compayito, Oscar Osvaldo García. En su declaración, una declaración simplemente aterradora, García Montoya describe muchas cosas, habló de muchas cosas, yo me quedo por lo menos con un par y voy a subrayar en esta colaboración una sobre todo: La descripción de los motivos y la intensión detrás de la decapitación y la exhibición pública del cadáver de este hombre que apareció en Huixquilucan después de la detención de García Montoya y que el propio García Montoya acepta que él mando a realizar, no solamente el asesinato sino también este despliegue público, esta exhibición del cuerpo.

García Montoya explica que lo hizo con fines propagandísticos muy claros; para enviar un mensaje muy claro no solamente dentro de su organización, sino también para aquellos que pretendían o puedan pretender su propia plaza.

Después, también García Montoya comparte la macabra idea que tenía de enviar un video al procurador mexiquense para advertirle lo que le podía ocurrir, es decir, García Montoya nos revela 2 usos de los medios de comunicación para su propia causa ¿Qué ocurrió? Que algunos medios de comunicación al día siguiente todos describieron lo que sucedió y algunos se permitieron publicar la imagen del decapitado en Huixquilucan ¿Qué están haciendo esos medios que publican esas imágenes como ocurrió los últimos días con el decapitado? ¿Qué estamos haciendo los medios que les damos voz, aire, rostro a hombres como García Montoya? La reflexión tiene que partir de la base de que estos hombres quieren exactamente eso, después de aceptar que quieren exactamente eso, podemos los periodistas y la sociedad, por su puesto, pero los periodistas discutir cualquier cosa, pero no podemos dejar de lado la realidad ya incontrovertible de que hombres como García Montoya y por su puesto detrás de hombres de mucha más relevancia criminal, hay una estrategia de comunicación muy sofisticada. Si no nos damos cuenta de ello, si no partimos de ese punto para empezara a debatir, estaremos siendo “tontos útiles” en un asunto particularmente grave.

 

Para ver videocolumna da click aquí

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s