Investigan negocios de Rocío González


Por redacción, publicado en La Razón

Transacciones en la Central de Abasto y su celular, que fue contestado 14 horas después de muerta, son las líneas de la PGJDF

Los negocios que tenía con personas de la Central de Abasto (Ceda) y el teléfono celular encendido de Rocío González Trápaga, ex reportera y propietaria de una casa de cambio, son las principales pistas que sigue la Procuraduría capitalina para dar con sus homicidas y los de Marcela Yarce.

Funcionarios que participan en las indagatorias de este caso revelaron que en la casa de cambio Eurodólar, SA, Rocio solía hacer transacciones de grandes cantidades de dólares y euros con los comerciantes, sin requerirles mayor papeleo.

“Tenemos testimonios que indican que ella les llevaba el dinero a la Central a los comerciantes con los que mantenía relación de tiempo atrás, cuando ella misma tuvo bodegas ahí”, reveló un investigador de la Procuraduría capitalina.

Es por ello que las autoridades buscan saber con quiénes realizaban estos movimientos monetarios. Y es que aparentemente con esas personas es con quienes pretendía reunirse la noche del miércoles que desapareció. Su idea, al parecer, era entregarle alrededor de un millón de pesos que sacó de su casa de cambio.

Luego de retirar ese dinero Rocío pasó por Marcela Yarce a las instalaciones de la revista Contralínea. Ésa fue la última vez que las vieron con vida.

Los investigadores de la PGJDF revelaron ayer que la tarde en que Rocío ya estaba muerta cuando su teléfono celular fue encendido.

Incluso, dijeron, alrededor de las 08:30 de la noche alguien lo contestó, pero sólo se quedó escuchando unos segundos; después cortó la llamada. En cambio su Nextel permaneció apagado.

Para ese momento Rocío tenía, cuando menos, 14 horas de haber fallecido. A ella y a Marcela las hallaron sin vida alrededor de las 06:30 de la mañana en Iztapalapa.

La Procuraduría capitalina rastrea si hubo llamadas desde ese aparato cuando Rocío ya había fallecido. Y, de ser así, tratará de localizar a quienes las recibieron.

Hasta ahora buscan saber si la persona que lo tenía esa noche era alguno de sus agresores o alguien que compró o se encontró el aparato.

El mismo investigador explicó que a pesar de que Rocío y Marcela tuvieron contacto con el recién asesinado empresario de bienes raíces Víctor Javier Perera Calero, aún no determinan si existe un vínculo entre ambos crímenes.

Hasta ahora, indican las indagatorias hechas por la Procuraduría General de Justicia del DF, todo hace suponer que el ataque iba dirigido a Rocío González Trápaga.

ver nota original

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s