Marcharán periodistas; exigen esclarecer muerte de comunicadoras


Por José Reveles, publicado en El Financiero 

Por una urgente solidaridad gremial, con la exigencia de justicia y una investigación profunda sobre el asesinato de dos compañeras comunicadoras en el Distrito Federal y de 80 crímenes más contra periodistas en el país, reporteros, fotógrafos, camarógrafos, columnistas y conductores de los medios de comunicación se manifestarán desde el Ángel de la Independencia este domingo, desde las once de la mañana.

“El peor crimen es el silencio”, rezaba una pancarta ayer en la rueda de prensa en el Club de Periodistas, en donde se convocó a esta protesta por el hecho de que las autoridades están incumpliendo con su obligación de proteger la vida de ciudadanos dedicados a informar a la sociedad, pues finalmente un crimen contra un periodista es un atentado contra la ciudadanía y a su derecho a estar informada.

Representantes de diversas organizaciones gremiales pidieron al procurador capitalino Miguel Ángel Mancera ya no externar hipótesis sobre líneas de investigación que no están consolidadas o insinuar móviles del doble crimen contra Marcela Yarce Viveros y Rocío González Trápaga, mientras no estén ubicados los culpables y sus motivaciones.

Transcurrió ya más de una semana desde el descubrimiento de los cadáveres desnudos y estrangulados de las dos periodistas en Iztapalapa y se difunden informaciones sueltas, pero no hay probables autores señalados ni líneas de investigación definidas, deploraron representantes de diversas organizaciones.

Es importante señalar que los cuerpos de Rocío y Marcela conservaban sus joyas personales. Se presume que el crimen no se cometió en el parque El Mirador, en Iztapalapa, en donde fueron hallados los cuerpos, sino en un sitio diferente y luego los cadáveres habrían sido llevados en una camioneta tipo pick up color negro, avistada por testigos y cuyas llantas habrían dejado sus huellas en el lugar.

Contradicciones

Sin hacer énfasis en el tema, la cronología que leyó el director de Contralínea, el periodista Miguel Badillo, apunta hacia contradicciones entre funcionarios:

Mientras el procurador Miguel Ángel Mancera habló de disparos post mortem contra los cuerpos, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Édgar Elías Azar, de donde depende el Servicio Médico Forense, mencionó que una de las periodistas fue baleada antes de ser estrangulada.

Según las pesquisas de las autoridades, la comunicadora González Trápaga poseía 150 acciones del centro cambiario Euromoney del aeropuerto de la ciudad de México, que representaban el 15 por ciento de la sociedad, y fue ella quien consiguió el permiso oficial para operar eso que el procurador Mancera se empeñó en definir como “centro cambiario” y no “casa de cambio”, pues una y otra figura tienen diferentes controles por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Existe la versión del cambio de cien mil dólares la misma noche del secuestro y muerte de Rocío y Marcela, por lo cual la procuraduría “indaga un vínculo directo con el empresario Anís Kuri Saad, dueño de locales en la Central de Abastos, quien mantenía una relación cercana con González Trápaga.

ver nota original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s