Cae santero que mató a reporteras


Por Carlos Jiménez, publicado en La Razón

Un santero que vive en el Campamento 2 de Octubre y que solía “hacerle mandados” a Rocío González Trápaga, y otro habitante del mismo lugar, son dos de los hombres que participaron en el homicidio de esta mujer y en el de su amiga Marcela Yarce.

Este fin de semana un grupo de élite de la Jefatura General de la Policía de Investigación (PDI) y de la Fuerza Antisecuestros (FAS) los detuvieron. A uno de ellos dentro del templo en el que profesaba la santería y al otro muy cerca de ahí.

Aunque el santero dio pocos detalles sobre los motivos del crimen, confesó que las asesinaron la madrugada del 1 de septiembre para robarles dinero.

Y dijo que lo hizo junto con al menos otros dos cómplices, uno de los cuales hasta esta madrugada aún eran buscado por la policía en diferentes domicilios al oriente de la ciudad.

Funcionarios de la PGJDF revelaron que fue el viernes por la noche cuando los agentes especiales tuvieron que rodear un inmueble del Campamento 2 de Octubre —en el cruce de Juan Álvarez y La Viga— para aprehender al santero.

Y es que sus vecinos intentaron evitar su captura. A tabicazos, tubazos y palazos agredieron a los agentes con el fin de impedir que se llevaran a este sujeto identificado sólo como Óscar Yahir.

De acuerdo con el expediente FIZP/IZP-7/T1/1576/11-09 las huellas de este hombre fueron localizadas por peritos de la Procuraduría en el auto de González Trápaga, el cual fue hallado un día después de su muerte.

Los rastros de sus manos quedaron plasmados en el Pontiac G3 negro, modelo 2008, y matrícula 250 VWV.

Aunado a ello, agentes de la unidad cibernética rastrearon una serie de llamadas que se produjeron desde los teléfonos de Rocío cuando ya estaba muerta.

Y precisamente desde su número celular, el 04455-3511-9446, encontraron llamadas hacia el teléfono móvil del santero. Al parecer el Nextel 4613-4502 fue también utilizado por él.

Fue así que mediante el rastreo de las antenas telefónicas y las indagatorias los agentes dieron el viernes por la noche con su ubicación. Tras detenerlo, lo llevaron a la Fiscalía de Homicidios. Al interrogarlo confesó la participación de los otros cómplices. Uno de ellos fue detenido ayer por la noche.

Rocío González, ex reportera de Televisa y propietaria de tres centros cambiarios, y Marcela Yarce, fundadora y directora de Relaciones Públicas de la revista Contralínea, fueron asesinadas la madrugada del 1 de septiembre. Una noche antes desaparecieron cuando al parecer iban a hacer una entrega de dólares.

La noche que desaparecieron Rocío González y Marcela Yarce la primera al parecer hizo el retiro de un millón de pesos de su casa de cambio ubicada en el aeropuerto de la ciudad de México.

ver nota original

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s