Mataron a las comunicadoras para robarles un mdp: PGJDF


Por Leticia Fernández, publicado en Milenio

Rocío González Trápaga y Marcela Yarce Viveros fueron asesinadas por los sujetos que contactaron para cambiar un millón de pesos a dólares estadunidenses a un precio inferior al tipo cambiario.

El procurador general de Justicia del DF, Miguel Ángel Mancera, presentó a Óscar Yair Quiñones Emer y Lázaro Hernández Ángeles como presuntos homicidas de las comunicadoras y afirmó que buscan a un tercer implicado.

Detalló que la directora de Relaciones Públicas de la revista Contralínea fue quien contactó a Quiñones Emer para hacer el negocio el 31 de agosto pasado.

Estableció que Yarce Viveros conocía desde hace tres años al sujeto porque éste trabajaba en un estacionamiento público de Humbolt, colonia Centro, donde dejaba su vehículo.

Días antes que el sujeto se comprometió a conseguirle la divisa estadunidense con “sus patrones”. De esta manera acordaron verse la última noche de agosto afuera del Metro Iztacalco, hasta donde llegaron las dos reporteras a bordo del Pontiac propiedad de González Trápaga. Ahí abordaron una camioneta Lobo doble cabina que fue resguardada por un vehículo Explorer de modelo reciente.

Traslado a Iztapalapa

Las víctimas ingresaron a un domicilio de la colonia El Mirador, en Iztapalapa, para recoger los dólares, pero Quiñones Emer las obligó a desnudarse. A Marcela la subieron al segundo nivel del inmueble abandonado, mientras Rocío fue amagada.

Luego de amarrarlas y golpearlas las llevaron a un parque donde les dispararon a quemarropa en dos ocasiones.

El procurador informó que el dinero de las comunicadoras no fue recuperado, debido a que Quiñones Emer lo utilizó para comprar vehículos y viajar con su familia a Mazatlán y Baja California.

Mancera no pudo explicar la procedencia del millón de pesos, al descartar que fuera retirado del centro cambiario Eurodólar, propiedad de González Trápaga.

Una huella digital hallada en el vehículo de las víctimas fue el hilo conductor que tuvieron los investigadores para ubicar a los homicidas confesos. Quiñones Emer tiene antecedentes penales por el delito de encubrimiento por receptación.

Los detenidos están acusados de feminicidio y robo calificado, y cumplirán un arraigo de 30 días que ordenó el juez 21 penal del Reclusorio Oriente.

ver nota original

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s