Acuden pocos a fiscalía de periodistas


Por Arturo Sierra, publicado en Reforma

La Agencia Especializada para la Atención de las y los Periodistas en Ejercicio de su Actividad ha iniciado 41 averiguaciones en su primer año de existencia, pero la Procuraduría capitalina (PGJDF) no percibe que los denunciantes hayan estado en riesgo, pues por lo general acusan amenazas electrónicas.

Margarita Vázquez, Fiscal de Investigación de Asuntos Especiales, de quien depende la Agencia, explicó que han enfrentado problemas para integrar las indagatorias, pues en más de la mitad de los casos los comunicadores que denuncian no acuden a ratificar.

La funcionaria señaló que, a diferencia de otras entidades, el DF es un lugar seguro para ejercer el periodismo.

“Son amenazas externas las que reciben, la gran mayoría por correos electrónicos, en las que solicitamos la investigación cibernética para detectar de dónde mandaron el o los mensajes con las amenazas”, señaló la Fiscal.

“A veces sí logramos saber de dónde salen, por lo regular se hacen en lugares abiertos al público, como son las cafeterías con Internet, en ocasiones no son amenazas, sino difamaciones y no son consideradas como un delito, puedo decir que en el DF no se vive la ola de violencia contra los periodistas como en otros estados”.

Hasta ahora sólo una persona que golpeó en la cabeza a una reportera en el Zócalo ha sido consignada, y de las 41 averiguaciones, el 29. 2 por ciento se encuentran en trámite; se han resuelto con el no ejercicio de la acción penal en el 7. 3 por ciento; con ejercicio de la acción penal solamente el 2.4 por ciento, y en reserva el 36. 5 por ciento.

Vázquez mencionó que hasta el momento no hay ningún caso en el que la vida de un comunicador corra peligro.

“Hasta el momento no hay ningún caso que esté en riesgo claro algún periodista, el más grave es el caso de Anabel Hernández, que se considera aún una denuncia contra quien resulte responsable, un asunto que es conocido por todos y relacionado por un libro que escribió y ella manifiesta que recibió amenazas”, informó la fiscal.

En diciembre, la periodista presentó una denuncia en la PGJDF por una presunta amenaza de muerte en su contra de parte de personal de la Secretaría de Seguridad Pública federal y solicitó seguridad para su persona.

Explicó que a los periodistas que denuncian casos se les da protección media, que consiste en solicitar a los jefes policiacos de la zona donde vive o trabaja estar pendiente de la vigilancia, para prevenir cualquier incidente.

La agencia especial también ha recibido casos en que periodistas denuncian acoso, extorsión, golpes y robos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s