“Las críticas, causa del incendio”


Por Sandra Romandía, publicado en El Universal

Con ausencia de medidas cautelares —a pesar de haberlas pedido— y sin dar con los culpables del ataque al diario, El Buen Tono volverá a difundirse pronto en Córdoba, Veracruz, asegura su director Julio Fentanes.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el directivo dice que el periódico —que cumplió un mes de su lanzamiento el día del incendio, el pasado 5 de noviembre—, ha empezado a perder empleados, cerca de 15, que han renunciado por temor.

Al igual que el dueño de la empresa José Abella, Fentanes coincide en que no se descarta que el ataque haya provenido de funcionarios municipales o estatales, tras las críticas que se vertieron sobre la administración. Tampoco descarta a grupos criminales.

Lo que es cierto, insiste, es que fue un ataque de parte de hombres encubiertos que entraron una noche rompiendo cristales y desatando el pánico entre los casi 20 empleados que estaban en el cierre de edición.

Hasta ahora no hay indicios reales de los atacantes, comenta; la Procuraduría Estatal de Justicia prometió resultados expeditos y ya tiene en su poder las cámaras de video y las declaraciones de los empleados que estuvieron esa noche de fuego en la que el periódico quedó calcinado, a excepción de las rotativas en una bodega trasera, lugar en el que se resguardaron los trabajadores.

¿Qué pasó ese día?

Alrededor de la media noche, de sábado para domingo, estando en el cierre del periódico llegó un grupo de personas en tres vehículos. Adentro estaba el equipo de redacción, unas 15 o 20 personas entre diseñadores, reporteros, editores. En el periódico trabajan más de 100 personas, es un periódico grande realmente.

Esa noche llegan estos hombres haciendo mucho escándalo, mucho ruido, rompiendo cristales; traen armas largas. Someten al chofer que estaba afuera. Al entrar por las ventanas, tras romper los cristales, los empleados corren hacia la rotativa, una bodega que está a unos 50 o 60 metros atrás y ahí se encierran. En eso, esta gente rocía la gasolina y le prende fuego. Yo al llegar más tarde, porque había salido a cenar, encuentro todavía con los peritos un bidón de gasolina. Todo el periódico quedó realmente consumido salvo el área de la rotativa. El ataque habrá durado unos cinco o 10 minutos.

¿Hubo disparos?

No hay disparos, no se encontraron casquillos, encontramos un cargador de lo que es una R-15, más bien parece cuerno, de un AK-47.

¿Cuándo entraron estos hombres no gritaron o amenazaron?

No, no, no hasta eso no. Tampoco hay mucha información de eso porque la gente corrió a refugiarse, la gente escapó del lugar.

¿Había cámaras?

Sí, hay cámaras, suponemos que algo se debió haber salvado, debería de haber algo, eso está en poder de la Procuraduría de Veracruz. Ellos son los que saben qué había ahí. Tanto el gobernador, Javier Duarte, como el procurador, Amadeo Flores, han asegurado que van a llegar al asunto y harán lo posible por saber cuál es el móvil. Y sí creo que la procuraduría dará con los responsables, el gobernador dio su palabra, y creemos que lo van a hacer y lo van a hacer honestamente, esta misma semana, tengo la plena certeza.

Pero si es grave el atentado a la libertad de expresión, grave. Llegar a incendiar un periódico con lujo de violencia con gasolina es grave. Yo quiero entender a todos los compañeros que renunciaron, no tienen trabajo pero se van por temor.

¿Hubo un desmentido del gobierno del estado de que hubiera habido crimen organizado o un incendio provocado?

He visto algunas declaraciones donde hablan sólo de un incendio.

¿Ustedes asumen que el incendio puede venir del alcalde?

No podemos asumir, lo que sí puedo decir es que en los 30 días que estuvimos circulando hicimos críticas de los malos trabajos del alcalde de Córdoba (Francisco Portilla). En el último número salió una nota que tuvo trascendencia sobre el director de Tránsito y Transporte del estado, Carlos Demuner Pitol, donde señalamos que el señor no cumple con los requisitos para ser director, no tiene el título profesional que pide la ley, además, es transportista, entonces la ley me dice que no puede juez y parte. También hemos sido críticos en cuestiones que tienen que ver con el alcalde César Torresillas, de Fortín.

¿Quién ataca el periódico?

Oficialmente yo no puedo decir quién, porque tampoco hubo amenaza ni advertencia. Pasó algo interesante en 35 años no había un periódico nuevo en la zona, entonces estábamos teniendo un alto impacto por la calidad de la información, una información de denuncia.

ver nota original

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s