CNDH urge a proteger a periodistas


Por Silvia Otero, publicado en El Universal

En México 75 periodistas han sido asesinados desde 2000 y tan sólo el año pasado se registraron nueve casos, informó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), quien ante estas cifras pidió a las autoridades tomar medidas contundentes para garantizar la seguridad de los integrantes del gremio que ha sido blanco de continuas agresiones que han quedado impunes.

A través de un comunicado, el organismo nacional destacó que en el país se debe garantizar el ejercicio periodístico, ya que “todas las agresiones, amenazas, intimidaciones y persecuciones que sufren inhiben y limitan la libertad de expresión”.

La CNDH indicó que ha pedido a las autoridades competentes “que emprendan las acciones necesarias y contundentes con el fin de garantizar las condiciones de seguridad y prevención suficientes para el desempeño de estos profesionales y que se implementen políticas públicas al respecto”.

Destacó que “es indispensable que las autoridades asuman la responsabilidad con la protección de este gremio que ha sido víctima de la impunidad y continuas agresiones”.

El organismo que encabeza Raúl Plascencia Villanueva reiteró que “los agravios en contra de medios de comunicación y comunicadores no sólo dañan la integridad y vida de quienes los sufren, sino que también lesionan a la sociedad ya que se vulnera el derecho a la información”.

Se recordó que la CNDH cuenta con una Guía para Implementar Medidas Cautelares en Beneficio de Periodistas y Comunicadores en México que establece criterios a seguir para aplicar esquemas de salvaguardia para los integrantes del gremio.

El fin de semana, un grupo armado mató a Raúl Garza Quirino, quien escribía para un pequeño semanario llamado “La última palabra” en la ciudad de Cadereyta, Nuevo León.

Garza Quirino, manejaba un auto nuevo cuando le dispararon el viernes por la noche y que los sicarios quizá lo confundieron con un rival o querían el auto.

Herido, o quizá ya muerto, la víctima estrelló el vehículo frente a un taller de autos propiedad de familiares.

La víctima trabajaba también en la Secretaría de Desarrollo Social de la ciudad de Cadereyta.

La edición en línea del semanario “La última palabra” no decía nada respecto de su muerte y nadie respondió los teléfonos el domingo en el medio de comunicación.

La CNDH dijo que nueve periodistas fueron muertos durante 2011, pero los grupos de prensa difieren en cuanto a la definición de periodista en las cifras de homicidios que se reggistran en México.

El Comité para Protección de Periodistas, con sede en Nueva York, reportó que siete periodistas y un empleado de medios de comunicación fueron asesinados en México durante 2011, y que los motivos en la mitad de las muertes no eran claros.

ver nota original

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s