Exigen protección para periodistas


Por María de la Luz González, publicado en El Universal

Con breves mensajes, de un minuto, escritores y periodistas de todo el mundo exigieron al gobierno mexicano tomar acciones efectivas para poner fin a los ataques y a la violencia que enfrentan los comunicadores y la libertad de expresión en México.

Encabezada por su presidente, el escritor canadiense John Rolston Paul, la directiva en pleno del PEN Club Internacional participó con intelectuales mexicanos y de otros países en un acto de protesta celebrado ayer en Casa Lamm por la muerte de al menos 67 periodistas, asesinados en México desde 2000.

“Nuestro mensaje es sencillo: la violencia debe detenerse, se deben hacer los cambios legales y debe atacarse la corrupción que vincula al crimen con la vida pública. No son ideas románticas, estos cambios simplemente crean una situación normal en cualquier democracia”, dijo el presidente de la asociación que agrupa a periodistas, editores y novelistas.

Ante una silla vacía, colocada en el centro de la reunión para recordar a periodistas asesinados y desaparecidos, Rolston sostuvo que los escritores mexicanos víctimas de la violencia han muerto por creer en una sociedad normal y justa y siguen muriendo por esas mismas creencias.

“En México, decir la verdad es jugarse la vida. A cada reportero o reportera, a los jóvenes que forman la infantería del periódico, deberían preguntarle: ‘¿Estás dispuesto a morir?’, dijo Elena Poniatowska.

Un denominador común fueron las críticas a la falta de resultados por parte de las instancias gubernamentales responsables de esclarecer los ataques, pues la mayoría de los asesinatos, desapariciones y amenazas a comunicadores siguen sin castigo.

“México es un país mágico donde hay asesinados y no hay asesinos”, lamentó Homero Aridjis. Eduardo Lizaldi pidió a los asistentes “seguir denunciando implacablemente la violencia, porque los responsables de ponerle fin sí están a la vista”.

Rolston dijo que esta reunión es histórica, pues es la primera ocasión en que la directiva en pleno y los siete centros PEN en Norteamérica viajan a un país para enviar un mensaje de solidaridad a los periodistas víctimas de la violencia en México y también a los gobiernos de México, Estados Unidos y la Unión Europea.

ver nota original

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s