Libertad de prensa y derecho a la información bajo amenaza ¿Qué hacer?


Periodistas asesinados en el día de la Libertad de Prensa, un símbolo que nos debe mover a profunda reflexión.

  • Mexico vive emergencia nacional por crímenes que han quedado impunes.
  • Es momento de buscar la unidad al interior del gremio periodístico y el apoyo de la ciudadanía para exigir juntos justicia.
  • Las estrategias de propaganda del terror buscan el imperio del miedo como mecanismo de control

Entrevista a Regina Santiago Núñez en el programa Talina Radillo y Ricardo Camarena (Notisistema, Guadalajara).

Talina Radillo: Datos de la ONU señalan que en la última década han sido asesinados 84 periodistas en México. Los últimos 3 comunicadores ultimados fueron reportados apenas este mediodía en Veracruz. En medio de este clima violento e impune, México ha sido catalogado como el país más riesgoso de América Latina para ejercer el periodismo.

En respuesta, el gobierno federal aprobó el 30 de abril pasado la Ley para la Protección de Derechos Humanos y Periodistas, con lo que se establece como obligación del Estado proteger la vida, integridad, seguridad y libertad de los periodistas.

Con este tema, en torno al Día Mundial de la Libertad de Prensa, tenemos el gusto de saludar vía telefónica a la maestra Regina Santiago. Ella es coordinadora de contenidosl del OMCIM, el observatorio de medios vinculado a la Universidad Iberoamericana.

¡Regina, cómo te va! Muy buenas tardes.

 

Regina Santiago: Hola. Un gusto platicar de nuevo con ustedes.

Talina Radillo: Gracias, Regina. La primera pregunta parece obligada, aunque nos parecería también un poco lógica. ¿Por qué tener un día especial para hablar de la libertad de prensa? ¿Es necesario contar con él?

Regina Santiago: Mira, Talina, yo creo que deberíamos reflexionar  y de pensar en la necesidad de que la libertad de prensa, la libertad de expresión prevalezca todos los días. Sin  embargo, bueno, en esta ocasión, coincidiendo con este día que estaba marcado, tenemos estas señales que son terribles y que yo creo que nos invitan justamente a una reflexión conjunta… y nos deben de invitar a esa reflexión profunda ¿no? 

Ricardo Camarena: En este sentido, maestra, ¿cuál es –como experta en la materia- el diagnóstico que hace usted de la libertad de prensa y de la libertad de expresión, hoy por hoy, en nuestro país?

Regina Santiago: Mira, Ricardo, yo creo que desafortunadamente hemos tenido señales muy terribles en estos últimos tiempos. Yo también pertenezco al observatorio que se ha creado para promover el cumplimiento del acuerdo de los medios sobre la cobertura de la violencia. Entonces, esa situación me ha dado oportunidad, junto con otros académicos, de participar en diversas reflexiones. Hemos coincidido en la necesidad de estar muy conscientes  de que en este momento estamos ante una situación de crisis, de grave riesgo; una situación que demanda la unidad de todos los medios, independientemente de que se haya firmado o no se haya firmado un acuerdo. Creo que es importante que todos los medios se unan,  y que nosotros también, desde la academia sirvamos de vínculo entre los mediosy y los ciudadanos, para que todos reflexionemos sobre lo que representa que tengamos este tipo de señales tan ominosas que atentan contra la libertad de expresión.

Talina Radillo: Ahora, maestra Regina Santiago, ¿quién ha fallado en esta situación  de gran violencia que está azotando a los periodistas a nivel nacional? ¿Falla el Estado mexicano o fallan las empresas de comunicación que no brindan la protección a sus trabajadores?

Regina Santiago: Mira, yo creo, Talina, que no son situaciones excluyentes. Lo que nosotros hemos tratado de explicar y de profundizar y de analizar en el observatorio ha sido, justamente, que la comunicación responsable respecto a esta situación de extrema violencia, no es un asunto que competa únicamente a los medios informativos, sino que tenemos que actuar juntos, tanto las autoridades como los medios, como los académicos, como las audiencias críticas, para que todos en conjunto hagamos un diagnóstico de esta situación y todos tratemos de resolverla.

Un punto fundamental en el que yo creo que tenemos que insistir, es en lograr esta unidad por parte de los medios. Desafortunadamente, si pensamos que la agresión hacia un medio es una agresión aislada, pues estamos realmente equivocando ese diagnóstico. Lo que se necesita en este momento es que busquemos la unidad, es que entre todos tratemos de participar en la presión para que esta situación termine.

Ricardo Camarena: Una presión, maestra, que tendría que enfocar sus baterías, ¿en qué sentido? ¿Hacia las autoridades, hacia una legislación mucho más rigurosa en contra, por ejemplo, del crimen organizado? ¿En dónde hay que apretar?

Regina Santiago: Mira Ricardo, desde luego, lo más importante es que termine la impunidad, que realmente haya investigaciones y haya resultados de esas investigaciones. D de nada sirve que se aprueben leyes que no se van a cumplir, que no hay también las posibilidades, ya sea presupuestales o no hay la voluntad política para que se cumplan.

Entonces, desde luego, es importante que se hayan aprobado ciertas leyes, pero también es muy importante que los propios periodistas tomen consciencia de que hay que solidarizarse como gremio y comenzar a tener acciones también fundamentales.

Hay iniciativas, también, ya dentro de algunos de los medios que han firmado el acuerdo, en el sentido de dar continuidad a las investigaciones que los compañeros asesinados habían dejado pendientes. Entonces, ese es un punto. Se está analizando la mejor manera de hacerlo, porque también es importante que, como bien dicen, las empresas informativas pues sí se solidaricen, pero también protejan a sus propios periodistas, esa es una labor fundamental. Es necesario que haya una buena comunicación hacia dentro de las empresas periodísticas, para que haya la protección hacia sus reporteros.

Uno de los puntos que se ha planteado en el acuerdo de los medios es la posibilidad de que varios de los reportajes que representen gran riesgo no vayan firmados. Sin embargo, eso a veces también genera cierta suspicacia o rechazo de parte de algunos de los periodistas.

Yo creo que es el momento, también, de que se reflexione en ese sentido y de que haya una consciencia de que sí vivimos una situación de emergencia nacional y que esa situación de emergencia nos convoca a todos, para que todos busquemos juntos una solución.

Es muy importante que la ciudadanía, la gente que en este momento nos está escuchando sienta también como un agravio para sí misma el hecho de que estén asesinando periodistas. No importa que los periodistas asesinados sean de Veracruz, que no sean de Guadalajara, afortunadamente, ¿no?, pero eso no quiere decir que no asumamos este dolor, esta necesidad de solidarizarnos con la familia, con el gremio y de buscar garantías para que la gente que está ejerciendo el periodismo en Veracruz, pueda seguir ejerciéndolo y la gente que está ejerciendo el periodismo en otros lugares en donde se están corriendo riesgos, pues puedan garantizar ese ejercicio de libertad, porque esta libertad de información es necesaria, es una condición para que realmente podamos ser un país de libertades y democrático.

Talina Radillo: Ahora, licenciada, cuando se habla de la situación de violencia que estamos registrando a nivel nacional desde hace ya cinco, seis años, se nos compara mucho con el Estado de Colombia, con el gobierno colombiano y con la situación que sucedió en aquella nación sudamericana ¿pasó también esta inseguridad de atentados, de agresiones contra medios de comunicación?

Regina Santiago: Desde luego, Talina. Mira, de hecho, parte del modelo que se adoptó para el acuerdo de los medios, tomaba en cuenta un acuerdo que firmaron los medios colombianos y las decisiones y las experiencias de ese país. , desde luego, no puedes copiar tal cual un acuerdo, pero es importante tomar los puntos fundamentales y ¿cuál fue el diagnóstico de los periodistas colombianos en cierto momento?, pues que se estaban convirtiendo también en “cajas de resonancia” de los discursos del crimen y entonces, bueno, eran objeto de numerosas presiones para difundir ese tipo de mensajes.

Entonces, tenían que buscar una forma de defenderse, tenían que buscar también la manera de oponer una resistencia y de buscar la alianza con la sociedad porque, finalmente, también, en un momento dado, en donde eran tantas las presiones hacia los medios, tantos los periodistas asesinados que, en un momento dado, los medios sí retomaban este tipo de mensajes porque eran muy presionados y entonces se alejaban de la sociedad, porque la sociedad los veía únicamente como portadores de mensajes entre las bandas delincuenciales ¿no?

Entonces, es en ese sentido que arman un acuerdo, que buscan la solidaridad y busca también la protección de los propios periodistas y emprenden una reflexión profunda sobre cómo hay que comunicar la violencia porque, desde luego, si nos fuéramos al otro extremo y guardáramos silencio, pues entonces la cosa empeoraría, o sea, no es el silencio la respuesta; sin embargo, lo que estos medios reflexionaron, fue cómo comunicar esa violencia y entonces, también, decían: “tenemos que ser sumamente responsables, tanto en el uso de un lenguaje preciso, como buscando corroborar siempre la información”, porque las tácticas de propaganda del crimen, también hacen una apuesta hacia la desinformación y hacen una apuesta también hacia generar un ambiente de miedo, y el miedo paraliza, y el miedo hace que la ciudadanía y que todas las instituciones, pues no funcionen.

Ricardo Camarena: En este contexto, retomando la situación por la que atraviesa nuestro país, directora, ¿cómo evaluar o qué puntos señalar respecto a las actuaciones de las autoridades, que en el discurso, en el discurso claro, hablan de una preocupación en el terreno de lo legislativo también se trabaja, pero las cifras son devastadoras?

Regina Santiago: Mira, no sólo las cifras, Ricardo, también, digo, evidentemente las cifras son devastadoras, pero falta una política de comunicación responsable por parte de las propias autoridades, porque en muchas ocasiones encontramos que es ahí mismo, de parte de las autoridades locales o de parte de las autoridades federales, donde encontramos contradicciones discursivas y esto ha sucedido, inclusive, en términos muy concretos, con las autoridades de Veracruz, las autoridades federales, con la vocera del gobierno federal.

Entonces, si hay este tipo de contradicciones, si no se ponen de acuerdo, si no hay una línea precisa de comunicación y además vemos también que transmiten entre las propias agencias encargadas del combate al crimen, a veces, hay contradicciones y falta de información, de que la Marina dice una cosa, de que la Secretaría de la Defensa dice otra cosa, que la Secretaría… que la PGR dice otra cosa, la Secretaría de Seguridad dice otra cosa, entonces, los ciudadanos terminamos muy confundidos y los propios medios terminan muy confundidos y todo eso propicia que haya esta parte de impunidad.

 

Ricardo Camarena: Bien, maestra, muchas gracias, muchas gracias por estos minutos que concede a Radio Metrópoli, por estas reflexiones que nos comparte; un asunto que no es cosa de un gremio, no es hablar específicamente de algún tipo de profesión, porque detrás de esto, de la libertad de prensa y de la libertad de expresión, estamos todos los ciudadanos, independientemente de nuestro nivel, el género o a lo que nos dediquemos.

 

Regina Santiago: Pues yo creo, Ricardo, que el mejor homenaje que podemos hacer a los periodistas que han sido asesinados es, justamente, no olvidarlos; es justamente pensar en todo esto, y pensar la manera en que cada uno de nosotros, desde el lugar en el que estemos, podamos impulsar una reflexión que sea útil y que abone a tomar una consciencia de la importancia de defender la libertad de prensa, de defender las vidas de los comunicadores y las vidas de cualquiera de nosotros como ciudadanos.

 

Talina Radillo: Pues le agradecemos mucho, licenciada Regina Santiago, y esperamos tener comunicación con usted en alguna otra ocasión. Muchas gracias.

 

Regina Santiago: Esperemos que haya temas un poquito más amables.

Talina, Ricardo, a todo el público de Notisistema, un saludo y muchas gracias.

Ricardo Camarena, conductor: Gracias, muy buenas tardes. La maestra Regina Santiago es coordinadora de contenidos  del Observatorio de Medios de la Universidad Iberoamericana y también forma parte del Consejo del Observatorio de los Proceso de Comunicación de la Violencia. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s