Abril-junio, el peor para periodistas (La Razón)


Por David Saúl Vela, publicado en La Razón

El V informe del Observatorio de Medios lo registra como el más violento para el gremio

En su más reciente informe, el Observatorio del Acuerdo de Medios alerta respecto a que el periodo abril-junio ha sido el más violento en términos de agresiones contra la prensa desde que lleva registro.

Esta situación límite de desprotección del gremio periodístico, refieren, impacta de manera directa en el flujo de información de interés público en varios lugares del país, donde los grupos criminales han buscado controlar la agenda informativa.

Ante el fracaso del Estado en garantizar las condiciones para el libre ejercicio del periodismo, el Observatorio reafirma su convicción respecto a la necesidad de dar pasos adicionales en los órdenes de protección y prevención por parte de los medios de comunicación, en el marco de una mayor unidad del sector.

En el contexto del proceso electoral, el Observatorio documentó, además de las agresiones presumiblemente vinculadas con el crimen organizado, un preocupante clima de hostilidad contra periodistas con base en sus opiniones políticas, así como durante la cobertura de hechos relacionados con la contienda electoral.

Por otro lado, durante el periodo analizado, el Observatorio constató una disminución en la presencia de temas de violencia relacionados con el crimen organizado en los principales espacios de los medios de comunicación, debido a la prevalencia de asuntos político-electorales en la agenda informativa.

Sin embargo, ello no se tradujo en un mayor grado de cumplimiento del Acuerdo para la Cobertura Informativa de la Violencia.

Sigue el link

 

2 Respuestas a “Abril-junio, el peor para periodistas (La Razón)

  1. Más allá de encontrarnos en un país en el que un duopolio (Televisa-Tv Azteca) domina la información que recibimos, podemos observar cómo en los últimos años se ha agravado la violencia hacia los periodistas. A pesar de trabajar para tales empresas, una gran cantidad de ellos se ha preocupado por los temas del narcotráfico y el crimen organizado; sabiendo que resulta difícil presentar noticias que afecten a políticos y empresarios importantes o dar una opinión fuera de la ideología de las mismas. Esto ha ocasionado que algunos periodistas opten por la autocensura, se escondan e incluso salgan del país.
    Por otra parte, se sabe que, al menos en México, las libertades de expresión y prensa nunca se han tomado como tal. Por tanto, era de esperarse que en la etapa de campañas electorales se le diera más importancia al proceso que a las situaciones de violencia que se presentasen a lo largo del país.
    Como una medida importante, el presidente Felipe Calderón firmó el pasado 22 de junio la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y de Federalización de los Delitos cometidos contra Periodistas. Con esto se pretende brindar seguridad a los comunicadores.
    Considero que más que acreditar leyes de protección, el gobierno debería preocuparse por la ola de violencia, la cual ha aumentado considerablemente. Por lo pronto esperemos que las autoridades actúen en conjunto para apoyar a todas las víctimas de violencia.

  2. Ingrid Cervantes P.

    LIBERTAD: ENTRE EL DICHO Y EL HECHO

    Precisamente hace poco me dejaron investigar respecto a la vigencia de los artículos 6° y 7° constitucional y es cierto que, durante al menos los últimos 12 años, el tema de la libertad de expresión se ha vuelto tan común en los medios de comunicación masiva que incluso pareciera parte de la campaña política del PAN. Esto de acuerdo a la opinión pública que asegura que durante los últimos dos sexenios se ha percibido menos la censura con respecto a los gobiernos priistas del ayer.

    Desde la época de la hoja volante y las primeras gacetas que circulaban por la Nueva España, el acceso a la consulta y difusión de información ha sido reservado para unos cuantos; eso sin contar las correspondientes restricciones con que se manejaba esas pioneras publicaciones. Y qué decir de los posteriores periódicos que dieron inicio a una nueva forma de informar, ¿quién no recuerda aquellos encabezados a favor del Señor presidente y su exclusivo gabinete?

    Si bien es cierto, a lo largo de la historia nacional mexicana existen millares de ejemplos sobre la censura, con una que otra excepción; como aquellas caricaturas políticas a finales del porfiriato en apoyo a Francisco I. Madero que posteriormente se convirtieron en una bomba crítica en su contra.

    Lo cierto es que, la libertad de expresión e imprenta ha pasado por muchos obstáculos, ha sido moldeada de acuerdo al gobierno en turno, y a pesar de la promulgación de la Constitución en 1917 donde se agregaron como parte de los artículos de las garantías individuales (6° y 7°) estableciéndolas como derechos inviolables; desgraciadamente del papel a la acción hay un inmenso camino. Tan sólo basta mencionar aquellos gloriosos años del dedazo sexenal para percibir el fétido aroma a corrupción y el jedor inconfundible a imposición de una agenda.

    Actualmente, los temas incómodos son eventualmente más relacionados con el narcotráfico, sin embargo, la violencia en contra del periodismo es un problema de hace décadas. La agenda cambia , los gobiernos cambian, incluso los peligros por ejercer el periodismo son distintos, pero, ¿cuándo acabarán?

    Podrán aprobarse nuevas legislaciones en Palacio Nacional, podrán aumentar los castigos en contra de la censura, pero mientras no se ejecuten desde los altos mandos, son compromisos en papel. Bien dirían coloquialmente: “Entre el dicho y el hecho…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s