Desplegado / Observatorio de los Procesos de Comunicación Pública de la Violencia (La Crónica)


La Crónica publica el siguiente desplegado

OBSERVATORIO DEL ACUERDO DE MEDIOS PRESENTA SU QUINTÓ INFORME

EL PERIODO ABRIL-JUNIO HA SIDO EL MÁS VIOLENTO EN TÉRMINOS DE AGRESIONES CONTRA EL GREMIO PERIODÍSTICO.

LA MENOR PRESENCIA EN LA AGENDA INFORMATIVA DE TEMAS RELACIONADOS CON VIOLENCIA DURANTE EL PERIODO ELECTORAL, NO DERIVÓ EN UN MAYOR APEGO A LOS PRINCIPIOS DEL ACUERDO.

En su nuevo informe, el Observatorio alerta respecto a que el periodo abril-junio ha sido el más violento en términos de agresiones contra la prensa desde que lleva registro. Esta situación límite de desprotección del gremio periodístico impacta de manera directa en el flujo de información de interés público en varios lugares del país, donde los grupos criminales han buscado controlar la agenda informativa.

Ante el fracaso del Estado en garantizar las condiciones para el libre ejercicio del periodismo, el Observatorio reafirma su convicción respecto a la necesidad de dar pasos adicionales en los órdenes de protección y prevención por parte de los medios de comunicación, en el marco de una mayor unidad del gremio.

En el contexto del proceso electoral, el Observatorio documentó, además de las agresiones presumiblemente vinculadas con el crimen organizado, un preocupante clima de hostilidad contra periodistas con base en sus opiniones políticas, así como durante la cobertura de hechos relacionados con la contienda electoral.

Por otro lado, durante el periodo analizado, el Observatorio constató una disminución en la presencia de temas de violencia relacionados con el crimen organizado en los principales espacios de los medios de comunicación, debido a la prevalencia de asuntos político-electorales en la agenda informativa.

Sin embargo, ello no se tradujo en un mayor grado de cumplimiento del Acuerdo para la Cobertura informativa de la Violencia. El Observatorio notó que algunos medios de comunicación se constituyeron en voceros involuntarios del crimen organizado a través de la reproducción de sus mensajes, así como de imágenes de violencia.

El Observatorio reitera que es necesario modificar la relación medios-Estado respecto al manejo de información sobre detenciones. En tanto la autoridad no cambie su política de comunicación en la materia, periodistas y empresas informativas deben evitar replicar las violaciones a derechos fundamentales derivadas de la exhibición de personas detenidas. Asimismo, deben realizar una mínima tarea de verificación e investigación de los hechos.

2 Respuestas a “Desplegado / Observatorio de los Procesos de Comunicación Pública de la Violencia (La Crónica)

  1. El ser humano posee una gran cantidad de información, que le permiten desenvolverse a nivel individual, familiar y nivel social, que van definiendo las preferencias por la captura de esta información, labor de la que se encargan los medios de información, recopilando, manejando y difundiendo información que es de interés público.

    Siendo el tema de inseguridad uno de los principales problemas que destacan en nuestro país, principalmente en los medios de comunicación, sin embargo el enfoque o el manejo de la información se encuentra en este momento más allá de una simple objetividad, ya que la problemática ha crecido de tal forma que se puede llegar a manipular la información por los mismos grupos que han originado esta situación.

    Este análisis es sólo una pequeña muestra del gran impacto que está viviendo el periodismo, sin embargo de la gran impotencia que se refleja por parte del estado ya que se convierte en una situación que sale de su control y que incluso puede observarse desde algún aspecto de inconformidad, ya que se obliga al periodismo a una indagación mínima.

  2. El periodismo es un sector que efectivamente está siendo golpeado por el clima de violencia que se vive actualmente en el país. El crimen organizado trata de evitar que se socialice la información mediante amenazas o incluso asesinatos de periodistas. El flujo de información se ve frenado, como se menciona en este artículo; entonces nos encontramos con que la libertad de expresión se ve transgredida. Sabemos que nada de esto es nuevo en el contexto en que nos desenvolvemos, pero es pertinente hacernos la siguiente pregunta: ¿Es en verdad toda la culpa del crimen organizado?
    El ejercicio del periodismo no se ve afectado solamente por el clima de violencia, por la censura impuesta por éste, sino por algo peor, me refiero a la autocensura. Es aquí en donde entra el tema del Acuerdo para la Cobertura informativa de la Violencia, que no es mas que un golpe de los medios de información contra los mismos medios. Si no van a estar los medios para hacer investigación y socializar lo que sucede en la realidad ¿entonces para qué están? No considero que por mostrar lo que sucede se conviertan en “voceros involuntarios del crimen organizado”. Muy al contrario, considero que el hecho de no mostrarle a la sociedad lo que por derecho debe saber (porque es de su interés) es algo que ya no solo afecta a un gremio sino a todos en tanto hacedores de la realidad.
    Como conclusión tengo que la autocensura es otra forma de violencia, escondida y silenciosa, que también afecta, y mucho, al ejercicio periodístico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s