Versiones contradictorias de GDF en caso Cinépolis (Pablo Hiriart/Cadena Tres).


Hay versiones contradictorias en e GDF sobre la forma en que murió el pequeño Hendrik en Cinépolis Iztapalapa. Habrá que deslindar responsabilidades, dice.

Pablo Hiriart (Imagen) informa: La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal determinó que la muerte del menor de diez años que recibió un disparo en la cabeza en Cinépolis de Plaza Ermita, fue a consecuencia de una bala perdida, no le dispararon en el interior del cine. Las pruebas que encontraron en el lugar de los hechos, señalan que no se hizo disparo alguno dentro de la sala, y que la ojiva calibre 20 milímetros que penetró en la cabeza del pequeño Hendrik provino de afuera.

Esto contradice frontalmente lo informado ayer por Felipe Edmundo Takajashi, titular del Instituto de Ciencias Forenses del Gobierno del Distrito Federal, quien había asegurado que el disparo había ocurrido de frente, a un metro y medio de distancia, y que fue un calibre pequeño. Hay contradicciones entre las autoridades del Distrito Federal.

Insert de Felipe Edmundo Takajashi, Instituto de Ciencias Forenses del Distrito Federal: “Todo indica que es de adelante hacia atrás, o sea, que el disparador estaba en una posición de frente; no quiero decir porque siempre cuando uno habla de esa posición víctima-victimario, quiere decir que haya estado aquí delante de mí. “De repente como el blanco es móvil, o sea, no es con blanco fijo, puede que el niño pudo haber volteado en algún momento y pudo haber estado del lado izquierdo el tirador o del lado derecho, pero en el momento en que voltea la víctima, hablando de cualquier persona, queda de frente”.

Pablo Hiriart: Gracias a que este caso se publicó y generó una amplia reacción en las redes sociales fue posible una investigación eficaz y expedita por parte de la procuraduría. Pero el problema no está aquí, en este caso en la procuraduría, sino también en la delegación Iztapalapa que no obstante haber encontrado anomalías graves en Cinépolis, y que no se corrigieron, se hicieron de la vista gorda. Hasta hoy, con Hendric ya muerto, fueron a clausurar; y el problema es porque esa delegación también permite la barbaridad. Esta plaza de Cinépolis está a pocos metros del pueblo de Santa María Aztahuacán, es un territorio libre, donde la delegación Iztapalapa permite organizar disparos al aire en cada festividad, como la ocurrida el 2 de noviembre, día en el que mataron a Hendrick.

Filiberto Cruz, reportero: No es un secreto, pero pocas personas lo saben, no es raro, pero tampoco es normal. En muchos pueblos de nuestro país, a las vírgenes y santos se les festeja a balazos. “Vámonos al día de campo”, dicen los vecinos de la colonia Santa María Aztahuacán, se trata de la festividad de la Virgen del Rosario, aunque la mayor parte de la gente no lo sabe, ni le interesa. Están los cohetes, el alcohol. Pero una imagen dice más que mil palabras. Aquí en este lugar, simplemente es territorio de nadie; cuando llegamos aproximadamente a las 8:30 de la noche, los balazos y las ráfagas se escuchaban hasta la avenida Ermita Iztapalapa, donde en este momento estamos parados.

Las autoridades, los policías simplemente no entran a la colonia. Observan cómo los jóvenes salen borrachos de la colonia hacia la avenida y la intentan cruzar sin ser atropellados. El ingreso principal a la colonia es en la calle Jalisco, donde hay un arco que da la bienvenida a Santa María Aztahuacán.

Pablo Hiriart, conductor: Ahí lo tiene, este trabajo de Filiberto, indica que en la delegación Iztapalapa se permite disparar al aire con todo tipo de armas, en las festividades. Una de estas balas, de acuerdo con la teoría de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal, una de estas balas cayó por ley de la física a la misma velocidad con la que es lanzada y traspasó la delgada placa de fibra de vidrio que es el techo de ese cine donde estaba Hendrick. Ahí le tocó una de estas balas perdidas. Es lo que dice la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal.

Creo que se apega a la verdad, pero en todo caso, no podemos negar que hay versiones contradictorias. El Servicio Médico Forense capitalino diciendo, el que el disparo fue de frente, el disparo fue a un metro y medio y un calibre pequeño. Al día siguiente la Procuraduría dice fue una bala nueve milímetros que vino de un tiro al aire que ingresó la delgada estructura del techo del cine. Yo pienso que tiene razón la Procuraduría, pero aquí tienen que haber pruebas y tiene que haber deslinde de responsabilidades

22:04

Video Cortesía de CIAM y GA Comunicación

2ª parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s