Cinépolis, las mentiras: Ricardo Alemán (El Universal)


Es evidente —por donde se le quiera ver— que miente alguna de las muchas partes involucradas en el suceso del niño baleado en una sala de cine, quien falleció dos días después en un hospital. Pero a estas alturas —a dos semanas de la agresión— pareciera que lo interesante del caso ya no está en la identificación de los mentirosos, sino encontrar las razones para el engaño colectivo.

Por eso obligan las preguntas. ¿Por qué desde un primer momento tanto Cinépolis como la policía y la PGJDF se hicieron de la vista gorda para que no trascendiera un crimen como ese? ¿Por qué dos versiones diametralmente opuestas, de un mismo hecho, que confrontan a la PGJDF y a Semefo? Proponemos tres hipótesis.

1) Que los directivos de Cinépolis trataron de evitar el escándalo y, con ello, el costo en imagen. Claro, ya cuando el descrédito era imparable, aplicaron un control de daños tardío.

2) Todos saben que desde hace meses las dependencias del GDF tienen la encomienda de “encapsular” los problemas. Es decir, voltear para otro lado, ya que la orden es que el jefe de gobierno saliente, el señor Marcelo Ebrard, se vaya sin problemas.

3) Por último, está claro que en la PGJDF lo menos que quieren son problemas. ¿Por qué? Porque todos dicen que Jesús Rodríguez Almeida será ratificado en el cargo procurador de justicia del DF por el jefe de gobierno electo, Miguel Ángel Mancera.

¿Por qué primero una pistola calibre 22 y luego una 9 milímetros? ¿Por qué primero la versión de un disparo de frente hacia atrás y luego de arriba hacia abajo? ¿Por qué la versión del disparo a dos metros y luego la tesis de “la bala que vino del cielo”? Las hipótesis contradictorias podrían llegar al infinito.

Lo cierto es que especialistas en balística consultados concluyen —con la información disponible— que ninguna de las dos versiones se sostiene. Más aún, que en las dos hipótesis se violentan leyes físicas elementales, lo que refuerza la versión de que asistiríamos a un montaje —al estilo de la muerte increíble de la niña Paulette— que haría las veces de control de daños, no sólo para la empresa Cinépolis, sino para la PGJDF, para la policía capitalina y el jefe de gobierno saliente.

Sin embargo, con esa versión han convencido a muy pocos. Y de iniciar la gestión de Mancera con un descrédito en la procuración de justicia como el que le generaría “la bala que vino del cielo”, sería una señal harto negativa. Al tiempo.

EN EL CAMINO

Y en donde las señales también son de desastre es en la guerra que libran los titulares de la SSP y la PGR, quienes nos regalan un retrato de cuerpo completo del cochinero en que se puede convertir la procuración de justicia y la persecución del crimen. Resulta que con motivo de la balacera en Tres Marías, Genaro García Luna y Marisela Morales se han enfrascado en una pelea que hace pedazos la imagen de cada una de esas instituciones y que, para bien, ratifica la importancia del mando único en el gabinete de seguridad, tal como lo propone Enrique Peña Nieto en las iniciativas que hoy mandó al Congreso.

sigue el link

 

Una respuesta a “Cinépolis, las mentiras: Ricardo Alemán (El Universal)

  1. Erick Peredo García

    Concuerdo con las hipótesis de este artículo. Es evidente que al encubrir y restarle importancia a un hecho que definitivamente sí es importante, salen a la luz sospechas de intereses detrás del ocultamiento de un suceso de tal magnitud.

    Por suerte esta evasión de parte de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y de parte de la empresa Cinépolis para tratar el acontecimiento, no fue la misma ruta que siguieron los medios; las preguntas siguen en el aire, ¿por qué no se le dio la atención debida al momento y por qué no se le dio después? Si bien es fácil suponer que fue para no manchar la imagen de los entes involucrados, no basta y no debe bastar con que la sociedad lo suponga sin tener una respuesta que tanto la Procuraduría como Cinépolis deben ofrecer.

    La perspectiva para este hecho no es favorable, quién sabe qué más tenga que pasar para que se tomen cartas en el asunto y se haga algo por detener esta clase de crímenes sin que se pongan por encima los intereses de unos cuantos para tener su imagen bien librada. Aunque reitero, afortunadamente como los medios sí han cuestionado el hecho, ni la imagen de la PGJDF ni la de Cinépolis e incluso la de Ebrard se han salvado hasta el momento de ser cuestionadas.

    En este caso los medios son la única arma de la sociedad para hacer presión y exigir respuestas a quien debe darlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s