Lección para ‘linchadores’: Carlos Marín (Milenio)


Para decepción de quienes, sobre todo en los medios, les basta una acusación formal o, menos todavía, un simple señalamiento periodístico público para dar por cierta la culpabilidad de una persona y corren por leña para levantar hogueras, el incitante caso de los papeles falsificados en la deuda de Coahuila es una buena lección para linchadores.

Léase lo que afirma la Fiscalía federal de Delitos Cometidos por Servidores Públicos en esta edición:

…es importante señalar que en el caso no existe un solo medio probatorio del que se desprendan indicios de la probable responsabilidad del ciudadano Humberto Moreira en la comisión de los referidos ilícitos, ni tampoco se cuenta con imputaciones, de ninguna índole, que permitan sostener las mencionadas acusaciones, es decir no existen probanzas documentales, ni testimoniales, de las que se desprenda su pretendida participación en estos hechos.

Así lo informó a los acusadores del ex gobernador para saber si tenían alguna objeción, y… ¡ni siquiera patalearon!

sigue el link

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s