No se trata de callar, sino de aprender a informar de manera responsable sobre la violencia en México


  • En el marco del cambio de gobierno el observatorio del acuerdo de los medios realizó un balance y emite recomendaciones para que sigan mejorando las prácticas en la cobertura informativa de la violencia.
  • Duros señalamientos contra prácticas de autoridades federales y locales que violan la ley en perjuicio de la impartición de justicia.
  • Alerta ante la posibilidad de que el cambio de poderes pudiera utilizarse para medir fuerzas con el nuevo gobierno.
  • Llamado a que la ciudadanía valore la decisión de quienes se arriesgan a seguir informando y aumente la solidaridad con el gremio y entre los mismos periodistas.

(Entrevista de Guadalupe Juárez, Formato 21 a Regina Santiago, consejera del Observatorio de los Procesos de la Comunicación Pública de la Violencia).

28 nov 12/ 11:50 hrs.

Guadalupe Juárez (F-21): Regina Santiago es Consejera del Observatorio de Medios para la Cobertura Informativa sobre la Violencia. Oye qué amable de platicar con nosotros de lo que presenta este Observatorio en este Sexto Informe y, también, unos puntos importantes sobre las recomendaciones ¿Qué es lo que han encontrado en el Observatorio y cuál es el balance?

Regina Santiago: Como bien decías, hace un momento en la nota anterior, estamos en la cuenta regresiva, a punto de tener nuestro cambio de gobierno y el Observatorio consideró muy importante presentar este balance a año y medio de que estamos funcionando. Se da este cierre, estamos a punto de comenzar otra nueva etapa y es buen momento para la reflexión.

Un punto importante es que en este año y medio en que hemos estado trabajando, los medios que firmaron el acuerdo, han mejorado muchísimo las prácticas de la cobertura informativa de la violencia ¿Cómo evaluamos esta mejoría? Precisamente porque a nivel dirección, en las mesas de redacción, entre los propios reporteros ha ido permeando la necesidad de no publicar en automático la información sobre violencia, sino decir: “bueno, tenemos que publicarla (la información sobre violencia) porque es importantísimo no dejar vacíos de información”. Pero tenemos que saber cómo lo vamos a hacer y entonces en ese “cómo lo vamos a hacer”, ya hay mejores prácticas, más responsables.

Hay un ejemplo que a mí me pareció muy importante que es… en fechas recientes, el periódico Excélsior salió con una nota explicando a sus lectores que ellos, como quizás muchos otros medios, habían recibido un video en donde aparecía gente importante del crimen dando una versión de hechos. Ellos decidieron no publicarlo, pero lo importante fue que además decidieron explicarlo a sus lectores.

Otros medios, simple y sencillamente no lo difundieron. Eso me parece que muestra parte de esa reflexión que se está dando en los términos del acuerdo.

Guadalupe Juárez: Pues es interesante porque, como bien dices y dice el Observatorio, no se trata de ocultar la información, se trata de difundir lo que está pasando, porque tampoco se puede tapar el sol con un dedo. La gente sabe lo que está pasando pero, como tú dices, se tiene que presentar para que no haya vacíos.

Regina Santiago: Desde luego. Ahora, hay otro aspecto muy importante en el que hemos avanzado que es la conciencia de que no es lo mismo la situación que están viviendo los periodistas locales en ciertos municipios, en donde definitivamente ellos no pueden difundir ciertas cosas porque corren peligro ellos, sus familias, etc. Esta situación no es la misma que pueden tener otros medios que son más fuertes y que sí pueden solidarizarse y sí pueden tomar ciertas historias que están siendo hechas a un lado por parte de estos medios locales.

Entonces se ha establecido también ya un mecanismo de solidaridad que yo creo que es muy importante valorar y comentar con el público, comentarlo con las audiencias para que se tome conciencia del riesgo con el que se está llevando a cabo esta labor informativa. Sí hay mucho que está en juego, pero los medios están apostando a esta solidaridad para salir adelante y seguir cumpliendo con esta función que es importantísima para la sociedad.

Guadalupe Juárez: Regina, hablas de los avances, de la conciencia, de la autorregulación, pero ¿cuáles serían las recomendaciones? Sí, ha habido logros, pero ¿qué es lo que sigue?

 Regina Santiago: Ah, mira, desde luego se necesita seguir trabajando y nunca pensar que ya llegamos a una meta, porque no es cierto. Tenemos que estar conscientes de que en esta transición, también vamos a vivir momentos muy especiales en donde se van a estar midiendo fuerzas, como se miden fuerzas en muchísimas otras situaciones. Por ejemplo,  se miden fuerzas antes de saber quién va a llegar al gabinete, cómo va a suceder el cambio, etcétera. Entonces, también vamos a tener situaciones muy especiales en términos de violencia y tenemos que estar alertas.

Ahora, ¿qué hay que hacer? También es muy importante compartir con el auditorio que uno de los principales problemas que ha encontrado el Observatorio para lograr buenas prácticas está de parte de las fuentes originales, está de parte de las fuentes gubernamentales. ¿Qué ha sucedido con esto? Nos hemos encontrado con que las fuentes gubernamentales en ocasiones son las primeras en violar la ley, en empezar a violar el principio de presunción de inocencia, en presentar a los acusados no sólo presentándolos, sino exhibiéndolos. Por tratar de ganar puntos en lo personal, las fuentes se han dedicado a filtrar información, y el público debe recordar que filtrar información sobre procesos en curso es un delito y eso no lo tienen en cuenta las fuentes que se han dedicado a hacer una especie de “juego personal”.

Hay una entrevista muy ilustrativa del periódico español El País, a Oscar Naranjo, el asesor del presidente electo, Enrique Peña Nieto. En esa entrevista Naranjo hacía un balance muy duro condenando las prácticas que mencioné anteriormente. ¿Qué decía Oscar Naranjo a los reporteros de El País? Les decía: “Uno de los graves problemas que encontramos (al hacer un diagnóstico de la política de seguridad del Presidente Calderón) es que en algún momento no se manejó la cuestión de los éxitos en términos de aprehender a algún líder de los narcotraficantes como un logro del Estado, presentándolo como un logro de la sociedad en su conjunto, sino que se manejaron como acciones para colgarse “estrellitas personales”. Eso yo creo que ha sido muy grave y yo creo que eso deberá de cambiarse, será uno de los puntos que deberán atenderse.

Guadalupe Juárez: Te aprecio mucho, Regina, que hayas platicado del tema con nosotros.

Regina Santiago: Al contrario, un gusto y, bueno, reitero que tendremos que estar muy atento a  cómo vienen los retos a futuro.

Sigue el link para escuchar el audio de la entrevista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s