Tercer Grado: Presentación del Plan Nacional de Prevención (Televisa)


En Tercer Grado (Televisa), se abordó el tema de la presentación del Plan Nacional de Prevención del Delito.

Ciro Gómez Leyva: A otro. Bueno, yo creo que el anuncio que se hizo ayer en Aguascalientes con la creación de esta comisión y el proyecto por parte del Gobierno para prevenir la violencia y el delito, es una apuesta alta que está haciendo el nuevo Gobierno, el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Ya lo había perfilado en muchas entrevistas desde que fue candidato Enrique Peña Nieto. Lo había perfilado en discursos sobre todo el Secretario de Gobernación, del Procurador de la República, de que el acento, cuando menos del discurso de este Gobierno en el tema de la violencia y la inseguridad iba a estar más en la parte social, parte social llámala prevención, llámala restitución de lo que Javier Sicilia decía `el tejido social`, atención a una serie de cosas que al parecer estaban desatendidas.

Y ayer lo concretó el presidente Peña Nieto. La primera acción de Estado para enfrentar el tema del crimen, el tema de la violencia, es social. A mí me parece muy bien, me parece muy loable. Creo que es tremendamente incompleto, yo no veo en la comarca, no veo en la comarca, restituyendo la comarca lagunera a partir de mejores escuelas, todo lo que de todas formas se tiene que hacer en el terreno social, sin tomar en cuenta la otra parte.

Leopoldo Gómez: Pero es muy interesante porque, si te interpreto correctamente, si el primer acto del presidente Calderón en este tema fueron los operativos, fue directamente el uso de la fuerza pública, el primer acto oficial de Peña Nieto es salir a insistir que es la parte de prevención. Entonces, no sé la efectividad, pero sí hay un cambio de perspectiva.

Denise Maerker: Yo lo vería, desde el punto de vista del símbolo, es evidente, es `nosotros vamos a hacerlo de otra manera` y la frase ayer estuvo: `No solamente con armas, no solamente con…se trata de otra cosa, el Ejército no basta, las armas no bastan`.

Gómez Leyva: Que el Gobierno de Felipe Calderón siempre lo dijo, los seis años lo dijo.

Maerker: Sí, pero sus símbolos no fueron de ese tipo y en enero estaba vestido de militar, en enero ya estaba él vestido de militar y aquí está justamente mandando el símbolo distinto. Dicho esto, de aquí a que…yo preguntaría, de aquí a que esa estrategia tenga éxito, y vamos al terreno de la eficacia, se necesita otra cosa. Y la prueba es la desesperación que está cundiendo en cada vez más puntos de la república mexicana porque las autodefensas y los grupos de `policías comunitarias` y las acciones sociales de defensa propia vienen porque siempre hay un hecho sangriento que provoca el absoluto cansancio de esas comunidades, que puede ser un secuestro, el asesinato de una persona notable de la comunidad. Es decir, esto, uno no puede decir más que qué bien, qué bien que además hay un cambio, que se trate de mandar otra imagen; pero de aquí a que eso funcione, que es mediano y largo plazo, ¿qué con la situación de muchísimas comunidades que hoy están optando por decir…?

Leopoldo Gómez: Denise, es que te oigo, ¿y sabes lo que pienso? Que podría haberse dicho exactamente lo mismo al revés. Es decir, porque cuando nos lanzaron la guerra contra el narcotráfico el presidente Calderón, también se nos dijo, y Marín ha insistido mucho, que era de larguísimo plazo. Entonces, ¿y mientras qué? Pues aquí es lo mismo, tienes que usar las dos, al final tienes que usar las dos vías; pero en realidad creo que el presidente Calderón sí puso mucho más énfasis en una. Y lo que está anunciando Peña Nieto, vamos a ver si lo cumple, es que va a usar mucho más esta vía.

Carlos Loret: Hasta este momento, lo que ves como estrategia de Enrique Peña Nieto en la realidad, no en los discursos, en la realidad, es más o menos lo mismo que había estado siguiendo Felipe Calderón, es presencia militar, marina y policiaca en los puntos más calientes. Se calienta el lugar, llegan las fuerzas federales, etc.

Pero lo que noto como gran diferencia hasta ahora, una diferencia notable que además ha tenido repercusiones en muchísimos hábitos, es que el discurso sí ha cambiado. Es decir, lo que sí ha cambiado es la estrategia de comunicación. No sé si la estrategia de combate al crimen organizado ha cambiado en lo general, pero la estrategia de comunicar el asunto ha cambiado.

Ya no tienes a un Presidente hablando de `El Tuercas`, de `El Chairas`, del presunto, de `El Zeta`, la carretera tal, ya no tienes a todos los funcionarios haciendo referencia a los asuntos, tienes a un individuo sacando un corte mensual del número de muertos, que es también un corte mensual de número de detenidos, y tienes al Presidente en el acto de pues esto que vimos ayer, que no es otra cosa que meterle muchísima lana a la parte social, porque lo de ayer fue un anuncio de billetes.

Escuelas, parques, todo eso es lana, lana, lana, meterle lana a la reconstrucción y particularmente dirigir un grupo de edad muy particular, que es de los 16 a los 30 años, porque es lo que llama a los que tienen mayor incidencia delictiva. Pero fuera de eso, ya cuando te vas a la estrategia, más allá del discurso, ¿qué tienes? Todavía no tenemos claro cuál va a ser la estrategia policiaca de captura y combate, y sobre todo de salvamento urgente a aquellos lugares en donde no pueden esperarse a que se terminen de construir escuelas.

Leopoldo Gómez: Pues yo me imaginaría que no hay otra más que continuar con la misma. Es decir, sobre todo en el caso de salvamentos, de esos municipios que piden ayuda, mandar efectivos y presencia del Gobierno, presencia del Estado, otra vez hablando del Estado.

Loret: Lo que creería que hacia dónde se van a ir, se van a ir, pensaría yo, hacerle mucho menos en términos de la riesgosa presencia luego de fuerzas federales, y más operativos…pero no está oficializado.

Joaquín López Dóriga: Yo veo que el número de soldados que hay en la calle hoy es el que va a seguir existiendo o más, lo que pasa es que no se va a contar tanto. Mira, es muy interesante. Acaba de pasar el Día de la Marcha de la Lealtad, con discurso del Secretario de la Defensa, y no habló el Secretario de la Defensa de la guerra del narcotráfico.

Acaba de pasar el Día de la Fuerza Aérea, esto fue el sábado, el domingo el Día de la Fuerza Aérea y habló el Director de la Fuerza Aérea Mexicana y habló el Presidente de la República como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas y no tocó el tema del narcotráfico ni de la guerra al narcotráfico. El tema de guerra al narcotráfico, aunque se esté dando en los hechos, ha dejado de ser parte del discurso.

Entonces yo entiendo que esto de reconstruir el tejido social, sí, muy bien, vamos a reconstruir el tejido social, que además es una obligación del Estado con o sin narcotráfico. Y mientras lo reconstruyes, ¿qué? Pues mientras lo reconstruyes, tiene que seguir el Ejército, la Armada, la Policía Federal, como han estado en los últimos años.

Leopoldo Gómez: Aunque sí creo que lo que te dicen en corto los funcionarios del Gobierno que están metidos en esto, es que el cambio que en ese sentido quieren hacer, es un poco más lo que hacía la Marina en el sexenio pasado, que eran operativos con inteligencia muy puntuales, más que una presencia de efectivos en la calle muy amplia. Es lo que te dice, no sé si lo van a lograr. Pero también hay matices en ese ámbito.

López Dóriga: Sí, claro. Si en un municipio o en una comunidad el Gobierno Estatal o el Gobierno Federal ignora sus peticiones, ya hemos visto lo que ocurre, se arman las guardias comunitarias y quiero decirte que el reportaje de Noticieros Televisa de anoche sobre esta zona de Michoacán, son más efectivas que la fuerza del Estado, me estoy refiriendo a la Municipal y a la Estatal.

Y lo hacen primero por la complicidad de las policías y, segundo, por el abandono de los gobiernos, del Municipal, del Estatal y del Federal. O sea, esto de que `los soldados a su casa`, sí, dicen los nuevos funcionarios, lo mismo que decían los anteriores: `La presencia de las Fuerzas Armadas en la calle no es para siempre`, no, claro que no, pero en este momento si se van las Fuerzas Armadas y ese vacío lo llenan o las guardias comunitarias o la delincuencia organizada.

Leopoldo Gómez: Bueno, déjame entonces que me vaya al tema de comunicación. Lo que ves ahí es que seguramente, en los lugares más problemáticos, seguramente se sigue sintiendo la criminalidad como siempre se ha sentido; pero en los que no son tan problemáticos y que se sentían que el tema del narcotráfico era el primordial y el central para el Gobierno, para los medios, le da a que el Gobierno cambie el discurso.

Y por lo tanto los medios también un poco cambiamos el enfoque, no excluimos el tema de la violencia, pero sí creo que ves menos temas porque presentan menos detenciones, incautaciones, entonces en la medida que está menos presente, pues como quiera hay un respiro para aquellos lugares donde el tema del narcotráfico no está tan presente. Es decir, cuando menos eso es un buen resultado.

López Dóriga: Sí, bueno, es que el discurso del Presidente en turno ha cambiado, no había un discurso del presidente Calderón que no aludiera o se centrara en el tema del narcotráfico y de la guerra al crimen.

Leopoldo Gómez: El cambio del discurso cambia también las percepciones.

Gómez Leyva: Y yo creo, quiero pensar porque si algo sabemos que hizo bien el equipo de Enrique Peña Nieto cuando estuvo en el Estado de México, en su campaña, y supongo que lo están haciendo ahora, es la lectura de la opinión pública. Quiero creer que este cambio de discurso también está relacionado con percepción ciudadana. Y no sólo con los medios de comunicación y las primeras planas y el tiempo estelar en los noticieros.

Y quiero creer que el tratar de reducir la percepción de fragilidad del ciudadano, hará que el ciudadano de alguna manera se vaya incorporando a la actividad pública, vaya recuperando espacios. Quiero pensar que ellos lo ven como un círculo virtuoso completo. Ojalá tengan éxito, por supuesto.

Leopoldo Gómez: Finalmente, Carlos Marín.

Carlos Marín: Bueno, yo creo que es un asunto de apariencias, porque la realidad ahí está, bastaría ver cómo, yo creo que en buena medida, el estado de Guerrero se está yendo por el mismo camino que Tamaulipas de conseguir ser un estado fallido, el problema ahí está. ¿Qué creo que está ocurriendo? Pues sí, un explicable cambio de discurso, por fortuna cada quien debe hacer su trabajo, el albañil a pegar ladrillos, el periodista a reportear, el Gobierno a gobernar y tratar de proyectar cada quien su chamba, cada quien debemos hacer nuestra chamba.

Pero en este caso, a mí me parece que hay una especie como de denuncia implícita, casi de acusación implícita, o de condena implícita a lo hecho en el calderonato en materia de combate, no al narcotráfico, sino a la narcodelincuencia tan virulenta. Y pues dicen que hay tres cartas que se rolan los presidentes. Se decía mucho que esto lo supo Salinas y lo supo Calderón, la primera es que ante un problema, el Presidente le debe echar la culpa al antecesor; si sigue el problema la culpa se la debe echar a los gringos, le funciona muy bien al loco éste, al tirano este de Irán.

López Dóriga: Marineyad.

Marín: Marineyad o a Hugo Chávez.

Leopoldo Gómez: ¿Y la tercera carta?

Marín: Y la tercera, se ve que no entendiste las otras dos, haz lo que Benedicto XVI, si no pueden, que renuncien. Y esto es solo un cambio de apariencia porque yo sigo pensando que hay cosas que se tienen que atacar frontalmente y decir que es combate a la inseguridad, pero no guerra, yo creo que la palabra combate es sinónimo de guerra.

00:25

Para ver este video siga este link, cortesía de CIAM y GA comunicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s