Con Calderón, prensa vivió periodo más violento: CPJ (El Universal)


Por Silvia Otero, publicado en El Universal

México ocupa el octavo lugar global en impunidad ante los casos sin resolver de crímenes y agresiones contra periodistas y medios de comunicación. Al menos 14 comunicadores fueron asesinados durante el gobierno de Felipe Calderón en represalia por su trabajo, “por lo cual su periodo ha sido uno de los más violentos para la prensa que jamás se haya registrado en el mundo”.

Así lo indica el reporte Ataques a la prensa, el informe anual sobre el estado de la libertad de expresión publicado por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), que en su capítulo México detalla que otros 27 periodistas más fueron asesinados durante el sexenio anterior, cuyo móvil podría estar relacionado con su ejercicio periodístico.

Además, hay 12 periodistas desaparecidos —de los que nueve casos ocurrieron durante el “calderonismo”—, lo que coloca a la nación en primer lugar en este tipo de casos, ya que “en ningún otro país del mundo han desaparecido tantos periodistas como en México”; a lo que se añaden seis medios que fueron atacados.

El reporte de la organización con sede en Estados Unidos, advierte que a nivel mundial hay “un aumento sin precedente en el número de periodistas asesinados y encarcelados en el último año, junto con una “Legislación restrictiva y censura estatal”, que están poniendo en peligro el periodismo independiente en muchos países.

Sobre México, el documento destaca que “en tanto que las Fuerzas Armadas luchaban contra los cárteles de la droga —y los cárteles se enfrentaban entre sí—, la prensa fue objeto de violencia por parte de la delincuencia organizada y funcionarios corruptos que buscaban controlar el flujo informativo”.

Indica que los periodistas fueron “blanco” de desapariciones y amenazas por ejercer la profesión, o se vieron obligados a huir de sus hogares, y varios medios de prensa fueron atacados a lo largo del sexenio anterior.

Cifras lamentables

En el informe se detalla que entre 1992 y 2012, en México un total de 28 periodistas han sido asesinados por ejercer su labor, y en 38 homicidios más se desconoce el móvil del crimen de los comunicadores. De los 66 casos registrados a lo largo de dos décadas, el CPJ advierte que 14 profesionales de la información fueron ultimados durante el sexenio de Calderón por realizar su trabajo y, en el mismo periodo, en otros 27 casos se trata de determinar el móvil.

La creciente violencia contra los comunicadores y medios que repuntó durante la administración anterior (2006-2012), también colocó a México en un sitio de elevada impunidad, ocupando el octavo lugar a nivel mundial, en una relación que encabezan Iraq, Somalia, Filipinas, Sri Lanka, Colombia, Nepal y Afganistán.

Después de México, la lista la integra Rusia, Pakistán, Brasil e India.

El CPJ advierte al respecto que “con al menos 15 casos de asesinato de periodistas sin resolver en la última década, México es el octavo país en el mundo con los peores resultados en el combate a la violencia letal contra la prensa, de acuerdo con el Índice de la Impunidad, que resalta las naciones donde los asesinatos de comunicadores se suceden con regularidad y las autoridades no resuelven los crímenes”.

El informe también da cuenta de la agresión directa contra seis medios de comunicación en el norte del país por parte del crimen organizado, en los que incluso hay un caso de carro-bomba, dos con artefactos explosivos, dos con granada, armas de fuego y un incendio premeditado, que han derivado en una tendencia de autocensura en la prensa mexicana, para evitar los actos de represalia de la delincuencia.

Se reconoce que la administración de Calderón “sí alcanzó un logro histórico en materia de libertad de prensa en su último año”, como fue la reforma que federaliza los delitos contra la libertad de expresión, “un paso clave para combatir la corrupción y la impunidad en todas las jurisdicciones”.

Sin embargo, el CPJ advierte que aún no se ha aprobado la normativa legal necesaria para implementar la enmienda.

Periodismo investigativo

Ante la tendencia mundial de incremento de agresiones, Robert Mahoney, subdirector del CPJ, destacó que “cuando los periodistas son silenciados, ya sea a través de violencia o de leyes restrictivas, perdemos todos, porque los crímenes quedan ocultos, el disenso es amordazado y los ciudadanos se ven despojados de sus derechos”.

Sostuvo que “los gobiernos deben enjuiciar a los autores de estos delitos y poner freno a quienes buscan anular el periodismo investigativo y crítico”.

El informe revela un ambiente de deterioro: “En 2012, el número de periodistas encarcelados en todo el mundo alcanzó un máximo histórico, una tendencia impulsada principalmente por acusaciones de terrorismo y otros delitos contra el Estado a periodistas y editores críticos. El CPJ identificó a 232 periodistas encarcelados por su trabajo en 2012, un aumento de 53 respecto a 2011 y la cifra más alta desde que la organización comenzó su registro en 1990”.

Muestra que “un periodista ha sido asesinado por su labor cada ocho días en las últimas dos décadas; 70 periodistas cayeron por su labor en 2012, un aumento de 43% en comparación con 2011. Más de 35 periodistas están desaparecidos”.

Ver nota original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s