Casos emblemáticos de mala comunicación de la violencia en México. (Regina Santiago)


Análisis y comentarios de Regina Santiago Núñez, académica del Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana.

Los  reportes periodísticos que encontrará a continuación corresponden al sábado 23 de marzo, 2013, inicio de las vacaciones de Semana Santa. Muestran versiones contradictorias entre autoridades. Esto refuerza la necesidad de establecer una política de comunicación de la violencia que involucre a todos los niveles de gobierno. Habrá que transparentar los protocolos para que no siga arraigándose la percepción de que la estrategia gubernamental es ocultar la información.

Asesinato de policías federales en Ciudad Altamirano, Guerrero. Reportes de fuentes anónimas de la Policía Municipal señalan que 7 policías federales fueron asesinados en un bar mientras consumían bebidas embriagantes.  Posteriormente la Comisión Nacional de Seguridad explicó a MILENIO que fueron 3 y no 7 los federales asesinados y que estos se refugiaron en el bar ‘Las Vegas’, tras ser perseguidos luego de retirar dinero de un cajero automático.

Asesinados en Uruapan, Michoacán. La policía ministerial informpo detalladamente del hallazgo de siete “ejecutados” y da a conocer el contenido de “narcomensajes”. Posteriormente el Secretario de Gobierno pide a los medios no magnificar el caso.

El diario El País retoma el tema de los asesinatos. No toma en cuenta la aclaración de que en Guerrero fueron 3 y no 7 los policías asesinados. Retoma en tono crítico las declaraciones del secretario de Gobierno de Michoacán.

Estos casos muestran que el origen para la mala cobertura de la violencia está en comentarios de ministeriales que son citados como fuentes anónimas lo que resta compromiso con una comunicación responsable.

Reportan asesinato de 7 policías federales en bar de Altamirano, Guerrero

De acuerdo con reportes de la policía de ese municipio, los elementos federales habrían sido sorprendidos por un grupo armado.

Quadratín

Morelia • Siete elementos de la Policía Federal fueron ultimados en el bar conocido como ‘Las Vegas’ mismo que se ubica detrás de la presidencia municipal de Ciudad Altamirano, Guerrero, esto cuando los uniformados tomaban bebidas embriagantes.

 

De acuerdo con reportes de la Policía Municipal de Ciudad Altamirano, fue en los primeros minutos de este sábado que los uniformados se encontraban en el citado bar y hasta el lugar arribaron varios sujetos fuertemente armados a bordo de varias camionetas.

 

Los homicidas se dirigieron a los policías federales y sin mediar palabra les dispararon en diversas ocasiones, para privarlos de la vida, sin que los uniformados pudieran responder al ataque ya que portaban pistolas que son sus armas de cargo.

 

Tras el ataque, aparentemente el grupo de sujetos armados se dirigió a varios domicilios y realizaron disparos, sin que se reportaran más víctimas.

 

Al momento la seguridad se reforzó con efectivos del Ejército Mexicano y de la Policía Federal, quienes realizan patrullajes de disuasión en la zona.

 

Asesinan a 3 federales en Guerrero, precisa CNS

La Comisión Nacional de Seguridad explicó a MILENIO que los federales se refugiaron en el bar ‘Las Vegas’, tras ser perseguidos luego de retirar dinero de un cajero automático.

Milenio

Tres policías federales y dos civiles fueron asesinados esta madrugada en un bar ubicado en Ciudad Altamirano, Guerrero, precisaron a MILENIO fuentes de la Comisión Nacional de Seguridad.

 

Aunque la Policía Municipal había indicado que los federales se encontraban al interior del lugar consumiendo bebidas alcohólicas, la CNS explicó que los policías, vestidos de civil y desarmados, intentaron refugiarse en el bar ‘Las Vegas’, luego de ser atacados tras retirar dinero de un cajero automático.

 

Luego de ingresar al lugar, los policías fueron ultimados junto a otros dos civiles, agregó la Comisión.

 

Anteriormente, fuentes de la Policía Municipal indicaron que los sujetos habían ingresado al bar y disparado contra siete federales sin mediar palabra.

 

Ejecutan y exhiben a siete en Michoacán

Reforma, Redacción

Morelia.-   Siete personas fueron halladas ejecutadas y sus cuerpos fueron acomodados en sillas sobre una avenida de la ciudad de Uruapan, en Michoacán.

 

De acuerdo con reportes de la Policía Ministerial del Estado, las víctimas tenían impactos de bala en la cabeza y mensajes en cartulinas clavadas en el pecho con picahielos.

 

“Esto les va a pasar a todos los asaltantes, rateros de casas habitación y de transeúntes, así como secuestradores, violadores y extorsionadores”, decían los carteles.

 

El hallazgo fue realizado alrededor de las 4:00 horas por automovilistas que circulaban sobre Avenida Paseo Lázaro Cárdenas, una de las más importantes de Uruapan.

 

Los siete cadáveres estaban acomodados en sillas de plástico, todos con el tiro de gracia en la cabeza.

 

Peritos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado acudieron a realizar el levantamiento de los cuerpos, los cuales quedaron sobre una glorieta a la altura de una escuela de Agrobiología.

 

Algunos de ellos tenían diversos tatuajes y prendas de vestir tipo cholo, aunque hasta esta mañana permanecían en calidad de desconocidos en el Servicio Médico Forense.

 

En tanto, la Procuraduría estatal detalló que uno de los cuerpos corresponde a un menor de edad, quien viste playera azul, chamarra con camuflaje, pantalón verde y calzado café.

 

Otro cadáver es de un hombre de entre 22 y 25 años, con chamarra negra, playera gris y pantalón de mezclilla.

 

Un cuerpo más era de 30 a 35 años, con playera blanca con amarillo y pantalón deportivo en color negro, en tanto que otro era de 25 a 30 años, con playera blanca, pantalón negro de mezclilla y calzado deportivo blanco.

 

También una persona de 22 a 25 años, con sudadera gris, playera blanca, pantalón azul y calzado tipo minero; otro de 25 a 30 años, con playera anaranjada, pantalón gris y calzado tipo botín, así como un hombre de 35 a 40 años, con playera roja, pantalón gris y zapatos tipo choclo.

 

“A simple vista presentan impactos de proyectil de arma de fuego, mismos que hasta el momento se encuentran no identificados”, refiere el reporte emitido esta tarde por la PGJE.

 

Medios no deben magnificar mutiejecución en Uruapan: secretario de Gobierno

Proceso

El secretario de Gobierno de Michoacán, Jesús Reyna García, hizo un llamado a los medios de comunicación a no magnificar la ejecución de siete hombres en Uruapan, sino poner en contexto estos hechos aislados que están relacionados con el narcotráfico.

 

Esta madrugada, los cuerpos de siete hombres fueron encontrados en un crucero de esa localidad, sentados en sillas de plástico y con el tiro de gracia, según reportes de la Policía.

 

De acuerdo con la agencia noticiosa Quadratín, el funcionario señaló que el multihomicidio tiene características muy precisas de narcotráfico y que si los medios no lo magnifican seguramente no influirá en un ánimo en contra de Michoacán.

 

Agregó que es imposible garantizar la seguridad para toda la población aunque las corporaciones policiacas realizan su mejor esfuerzo para procurar el mejor nivel de seguridad posible para quienes residen o visitan Michoacán en esta temporada vacacional.

 

Reyna informó que la Procuraduría de Justicia del estado se encarga de las investigaciones en el caso de los siete ejecutados y será la instancia que dé los avances en la investigación ya que consideró que se trata de un asunto estrictamente vinculado con la delincuencia.

 

Catorce muertos en un fin de semana sangriento en México

Siete policías federales son acribillados en un bar de Guerrero y otros siete hombres reciben un tiro de gracia en Michoacán

El País, Juan Diego Quesada

México.-  Una nueva jornada de violencia en México se saldó este sábado con 14 personas asesinadas. El suceso más macabro corresponde al de siete hombres, entre ellos un menor de edad, que fueron ejecutados con un tiro de gracia y sus cuerpos fueron colocados de madrugada en sillas de plástico dejadas en mitad la glorieta de una avenida de la ciudad de Uruapan, en Michoacán. A la vista de todo el mundo.

 

Los asesinos taparon los cuerpos con cobijas y cartulinas en las que el había escrito mensajes para las autoridades. Algunos tenían las notas clavadas con picahielos en el pecho. Las víctimas oscilan ente los 25 y 35 años de edad, y se dedicaban a pedir limosna y limpiar los parabrisas de los coches que cruzaban esa misma zona, según recoge la prensa local.

 

Los chicos, que estaban atados de pies y manos, habían sido ejecutados allí mismo. Los policías recogieron los casquillos que había en los alrededores. Los primeros en toparse con los cadáveres fueron los conductores que a las cuatro de la mañana cruzaban la avenida y echaban mano al celular para llamar horrorizados al teléfono de emergencias. La imagen habla por sí sola.

 

También de madrugada, en Ciudad Altamirano, en el estado de Guerrero, una de las zonas más pobres y violentas del país junto a a la Comarca Lagunera, siete policías federales fueron acribillados en Las Vegas, un bar de la zona, de acuerdo a la versión de las autoridades. No hace ni una semana que unos sicarios entraron a sangre y fuego en Las Nenas, un antro de Acapulco y asesinaron a diez clientes.

 

Esta vez los asaltantes entraron al local y sin mediar palabra abrieron fuego contra los agentes, que pese a que iban armados no les dio tiempo a desenfundar. El comando lanzó varias ráfagas de balas con armas de asalto y se fue a toda prisa a bordo de varias camionetas.

 

La guerra contra el crimen organizado que emprendió el Gobierno de Felipe Calderón hace seis años ha dejado más de 70.000 muertos. Los tres primeros meses como presidente de Enrique Peña Nieto se llenaron igualmente de plomo: más de 3.100 muertos.

 

Acabar con oleadas de violencia como la de este fin de semana es el principal objetivo de Peña Nieto, que sabe que la seguridad es una de las principales preocupaciones de los mexicanos. El presidente promulgó nada más llegar una ley de víctimas, los grandes olvidados en todo este asunto, y regionalizó la lucha contra el crimen organizado para acabar con el disparatado índice de asesinatos, secuestros y extorsiones que azota al país.

 

Al conocer el asesinato de los limpiaparabrisas, el secretario de Gobierno del Estado de Michoacán, Jesús Reyna, pidió a la prensa no magnificar el caso. “Son hechos violentos, aislados, perpetrados por el narcotráfico”, dijo. Para Reyna, a día de hoy, “es imposible brindar seguridad a todos y cada uno de los ciudadanos” pero aseguró que la seguridad de los turistas que visiten el estado la tienen garantizada.

 

A continuación, insistió en que es necesario “contextualizar” el asunto para no crear alarma social. Este tipo de declaraciones son comunes entre los dirigentes y transmiten un mensaje que en México muchos consideran perverso: se criminaliza a la víctima porque se le presupone vinculada de alguna manera a su verdugo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s