Zozobra:El crimen organizado no ha dejado de llevar víctimas a su molino…


Fabiola Guarneros Saavedra 21/07/2013  Excélsior/México

Zozobra

La captura de Miguel Ángel Treviño Morales El Z-40 hizo que el tema de la violencia del crimen organizado volviera a monopolizar la agenda mediática, por la propia magnitud de la detención —elogiada incluso por el gobierno de Estados Unidos— pero, sobre todo, porque es el recordatorio de un flagelo que aún no suelta a la sociedad mexicana.

 

La detención del líder de Los Zetas advierte también sobre una nueva ola de violencia, por la fragmentación que se espera de Los Zetas y la lucha por encontrar un nuevo líder. La captura trajo a la memoria la deuda que tenemos con los migrantes mexicanos y centroamericanos, que fueron las víctimas constantes de ese grupo criminal, que los secuestraba, extorsionaba, torturaba y asesinaba (el caso más sonado fue en 2010, cuando en un rancho de San Fernando, Tamaulipas, fueron encontrados los cuerpos de 72 migrantes asesinados).

Las estrategias para frenar la violencia del crimen organizado y combatir a los grupos criminales se han planteado en diversos foros recogidos por los medios de comunicación, por ejemplo el presidente Enrique Peña Nieto y su homólogo guatemalteco Otto Pérez, en el contexto de la reactivación de la Cruzada Nacional contra el Hambre, insistieron en la importancia de encontrar “nuevas rutas de respuesta al problema de las drogas” y optar por el enfoque que privilegie la salud de las personas por encima de la confrontación armada, de acuerdo con la versión del canciller guatemalteco Fernando Carrera (Excélsior, 18/07/2013).

Se han multiplicado en diversos ámbitos los signos de un renovado debate en torno a la manera de enfrentar el problema de las drogas. Recordemos que nuestro diario informó en su edición del pasado 13 de julio el anuncio del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, de que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal llamará a un debate detallado y responsable sobre la legalización de la mariguana. Una iniciativa similar para que el Congreso de la Unión retome esa discusión es enarbolada por el ex presidente Vicente Fox, quien tuvo el mal tino de lanzarla casi al mismo tiempo que sus habituales chascarrillos y ocurrencias con los que resta seriedad a su presencia pública. Y está, desde luego, la entrada en vigor de la nueva ley contra el lavado de dinero, que supone una estrategia para golpear a las mafias criminales justo donde más les duele: en sus finanzas.

Sin embargo, el recordatorio más cruel del peso que aún tiene el narcotráfico en la vida cotidiana —y que nos hace a todos víctimas potenciales— es el caso de la educadora veracruzana Ángel de María Soto Zárate, quien había iniciado un viaje a Brasil con la intención de participar en la Jornada Mundial de la Juventud y conocer al papa Francisco, y quien se tuvo que regresar al país porque le fue robado su pasaporte durante su escala en Perú. Al llegar al aeropuerto de la Ciudad de México se le atribuyó una maleta que no era suya con diez kilos de cocaína, por lo que fue detenida y trasladada al Centro de Readaptación Social federal de Nayarit.

Ya Excélsior en su edición del 15 de abril había denunciado el auge de un modus operandi de grupos criminales conocido como mulas ciegas, en el que viajeros son utilizados para trasladar drogar sin que ellos lo sepan. Una modalidad de los narcos en la frontera consiste en vigilar a personas previamente seleccionadas que frecuentemente cruzan hacia EU en auto, al cual pegan paquetes con droga por medio de imanes. Tan sólo en 2012 se registraron 17 casos en Baja California, mientras que en Chihuahua 20 personas fueron arrestadas en los últimos dos años.

La maestra Soto Zárate, cuya detención tuvo amplia repercusión en medios electrónicos y redes sociales, fue liberada el jueves, una vez que la PGR desistió de fincarle cargos tras haber comprobado que la maleta con droga le fue sembrada. Causa inquietud pensar cuántos casos similares que no atrajeron tanto reflector han derivado en detenciones injustas, y en que este modus operandi siga tomando por sorpresa a ciudadanos que han tenido la mala fortuna de atravesarse en el camino de los criminales.

Bienvenido el debate serio, responsable y propositivo en torno a todas las estrategias para combatir de la mejor forma posible al narcotráfico. Sólo esperamos que la clase política deje de pensar en la seguridad como instrumento o arma de confrontación partidista para pasar a una estrategia bien definida que vaya por delante de la febril imaginación de los criminales, que no han dejado de sembrar en la sociedad maletas atiborradas de zozobra.

DM

El miércoles los calderonistas, encabezados por Cordero y en alianza con el perredista Miguel Barbosa, presentaron su propuesta de reforma política y el jueves, los maderistas dieron a conocer su proyecto de reforma energética. ¿Cuál es el futuro de estas dos iniciativas que surgen de un partido divido y enfrentado? ¿Con qué grupo negociará el gobierno federal?

Twitter: @Fabiguarneros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s