Quedarnos quietos

Mauricio Meschoulam (El Universal)

Mirar. Permanecer pasivos. Esperar a que otros hagan las cosas. Pretender que los cambios surgen del exterior o del vacío. Soñar con los tiempos pasados de calma. Lamentarse porque ya no es así. Decidir que nada es posible. Permitir que el destino nos alcance. Evadir nuestra responsabilidad. Quedarnos quietos.

Los sucesos más desastrosos de la historia han ocurrido bajo la mirada distante de las mayorías. Según diversas investigaciones, situaciones como genocidios u opresión social, no hubiesen sido posibles, de no ser por la colaboración pasiva de las grandes colectividades que aparentemente no eran afectadas (Staub, 2000). Lo que está pasando en México es sin duda muy distinto, y debe entenderse con todas sus particularidades. A pesar de ello, pareciera que la activación de la parte de la sociedad que permanece en shock, atemorizada, y por ende expectante, se vuelve una necesidad primaria.

Sigue leyendo “Quedarnos quietos”

Anuncios