México 2010: ¡Urge un nuevo grito de independencia!

Portada de Contratiempo. Septiembre 2010
Portada de Contratiempo. Septiembre 2010

por Regina Santiago Núñez (revista Contratiempo. Edición especial Bicentenario. Septiembre 2010).

Comienzo a escribir estas líneas con ánimo caído porque alguien ha logado secuestrar nuestra esperanza. En estos momentos, México duele. No hay canciones ni campañas publicitarias que logren opacar las imágenes de la explosión de un coche bomba en Ciudad Juárez… de un policía asesinado frente a la cámara de alguien que se identifica como narcotraficante… de una pantalla en negro porque se negó a transmitir los mensajes de propaganda del crimen organizado. Hoy, como hace doscientos años, la patria es un concepto en construcción; diversas voces claman contra la injusticia. Gana terreno el discurso del odio y México todo pierde con el olor a pólvora, a miedo, a infamia.

Sigue leyendo “México 2010: ¡Urge un nuevo grito de independencia!”

Anuncios

Victimización periodística

Eje Central  

Miguel Ángel Lara

La semana pasada el periodismo mexicano vivió lo que para muchos fue una semana terrible. El secuestro de reporteros y camarógrafos de Milenio y Televisa que obligó a callar a dichos medios la información derivada del hecho en cuestión, mientras se entraba en una terrible negociación: liberarlos a cambio de difundir información de ellos como advertencia a otros cárteles de la droga. Esto motivó que tanto Milenio como Televisa callaran mientras esperaban que los informadores fueron liberados. Esta acción, una protesta literalmente silenciosa se enmarca en otras que aún no han sido esclarecidas como las que han sufrido el Semanario Z, el Siglo de Torreón, Tabasco Hoy, y la misma Televisa en Guerrero. Reporteros sin fronteras señala que en México “En lo que va de 2010 son cuatro, quizá cinco, los profesionales de los medios de comunicación que han sido asesinados: José Luis Romero, de la radiodifusora Línea Directa (en el estado de Sinaloa); Valentín Valdés Espinosa, del diario El Zócalo de Saltillo (Coahuila); Jorge Ochoa Martínez, director del periódico El Sol de la Costa (Guerrero) y Evaristo Pacheco Solís, del semanario Visión Informativa  (Guerrero). Asimismo, ocho periodistas habrían sido secuestrados en Reynosa, en el estado de Tamaulipas, uno de ellos torturado. El año 2009 finalizó con un balance catastrófico: ocho periodistas asesinados, en tres de los casos se confirmó que fue a causa de su profesión. Desde el año 2000, unos 61 periodistas han sido asesinados; desde 2003, otros nueve se encuentran desaparecidos. Así, México permanece como el país más peligroso del continente para la prensa”, dice el informe luego de señalar que el 2009 fue catastrófico para el ejercicio periodístico en nuestro país con por lo menos 8 periodistas asesinados.